En el estado de Sonora puede hallarse una gastronomía fascinante. Varios de los platillos que más se consumen en la región proceden de preparaciones indígenas que fueron modificándose paulatinamente conforme avanzaba el proceso de mestizaje. Por otra parte, el estado de Sonora ocupa uno de los primeros lugares en la cría de ganado y tiene varias poblaciones que han hecho de la pesca su principal medio de subsistencia. Todo ello tiene su influencia en las tradiciones culinarias que prevalecen en las comunidades sonorenses. En lo que sigue comentaremos cuáles son algunas de las mejores creaciones gastronómicas en el entorno de Sonora. 

Los llamados frijoles maneados son muy valorados en las entidades norteñas. Se trata de frijoles que se fríen con manteca de cerdo y que incluyen como ingredientes queso para asar, cebolla y chile colorado. Por la gran cantidad de queso que incluyen estos frijoles, en ocasiones a este platillo se le conoce como “frijoles sonorenses”.  Por supuesto se sirven- como es tradición en esta parte del territorio mexicano- con calientes tortillas de harina. 

Es tiempo de mencionar una de las bebidas de mayor consumo popular en las comunidades sonorenses: el atole de calabaza. Es un producto delicioso que se prepara con masa nixtamalizada, piloncillo, calabaza cocida pelada y agua. Esta bebida tiene otras ricas versiones como en Hidalgo, aunque en esta última entidad se le conoce como ayojatoli. 

Suculentos resultan los camarones a la diabla, uno de los muchos platillos que se preparan en las costas de Sinaloa. Esta excelencia culinaria en las poblaciones costeras sonorenses también puede hallarse en las comunidades ubicadas en los litorales sonorenses. El guiso que les recomendamos utiliza como ingredientes camarones cocidos en agua, aceite, mantequilla y una salsa que se prepara con cátsup. Otras especialidades de las más solicitadas en las fondas y restaurantes de Sonora son las mojarras, almejas, sardinas, mantarrayas y sardinas, preparadas de acuerdo con recetas de la región. 

Para explorar a fondo la gran oferta culinaria que nos brinda Sonora, lo mejor es trasladarse entre varias ciudades y pueblos, para así conocer sus particulares secretos gastronómicos.   Rentar carro es quizá la mejor alternativa de transportación turística que se puede utilizar para quienes vacacionan en el estado de Sonora. Es el medio más aconsejable para explorar de manera cómoda y segura los rincones más cautivadores de Sonora y sus tesoros culinarios.