Una de las facetas más importantes del turismo en México tiene que ver con la variedad de opciones para la diversión y el descanso que nos brinda la geografía mexicana. Ya sea que se quiera explorar la historia y cultura de los pueblos y ciudades mexicanas, o bien que se tenga el deseo de dejar los problemas a un lado y disfrutar a lo grande en los destinos costeros más exóticos del país, siempre se hallarán lugares por conocer. México nos presenta una amplia gama de posibilidades vacacionales que merece ser ponderada al máximo. Acerca de esta riqueza turística en el territorio nacional, dedicaremos los párrafos siguientes. 

Para tener una experiencia plena del valor histórico y cultural de México les sugerimos visitar los formidables sitios arqueológicos que se encuentran esparcidos a todo lo largo y ancho del territorio mexicano. En este caso les sugerimos admirar las pirámides, templos, estructuras y recintos ceremoniales como los de Teotihuacan, en el Estado de México, Monte Albán en Oaxaca o Chichen Itzá en el estado de Yucatán. 

No obstante, para fines de pasar unas vacaciones colmadas de descanso y relajación total nada mejor que las playas mexicanas. En este caso destacan centros vacacionales de gran prestigio no solamente nacional, sino también continental. Para experimentar una experiencia playera en un entorno exclusivo la mejor opción la tenemos en Los Cabos, en Baja California Sur. Quienes gusten de la pesca deportiva, lo mejor es que acudan a Mazatlán, en las costas de Sinaloa. Los afectos a los destinos costeros de ambiente romántico disfrutarán a lo grande en Puerto Vallarta y lo mejor del turismo familiar lo hallaremos en destinos dinámicos y fascinantes como Acapulco en Guerrero, o Cancún en el estado de Quintana Roo. Vivan lo mejor del turismo cultural y el turismo de playa en el territorio nacional. 

De modo que, como hemos comprobado en las líneas anteriores, en México hay opciones turísticas muy variadas, capaces de satisfacer los gustos vacacionales más diversos. Por supuesto, los viajes a la playa son especialmente deseados por el público viajero. Mucho de ello se debe a la excelente infraestructura hotelera, con la que cuentan los destinos playeros de mayor popularidad en el país. Por ejemplo, en las costas sinaloenses sobresale por su prestigio y continuas promociones el hotel Riu Mazatlán y en las playas guerrerenses lo mejor es quedarse en el hotel  Azul Ixtapa.