Los aficionados a la observación de aves y otras especies animales siempre tienen algo por descubrir en las playas de México. Por ejemplo, en Ría Celestún y Río Lagartos, áreas silvestres de las costas yucatecas, pueden hallarse dos notables reservas ecológicas donde el avistamiento de aves es una de las actividades más recomendables. Allí abunda el flamenco rosado.

También hay pozas naturales de agua cristalina y maravillas naturales como el Bosque Petrificado de Petén y Punta Pelícanos justo donde la ría se vincula con el mar. Estamos ante un lugar silvestre qué sirve de hábitat a numerosas aves endémicas y migratorias. Además, en Ría Lagartos hay esteros qué sirven de hábitat a cocodrilos y manglares donde anidan aves terrestres y marinas muy interesantes de admirar. 

Por lo que se refiere a las especies animales, en esas reservas deambulan el jaguar y el ocelote.  Otros lugares en las costas Yucatecas que son magníficas opciones para el ecoturismo son El Palmar y Telchac. Comentemos acerca de otras playas mexicanas que resultan excelentes opciones vacacionales. 

Playa de Oro 

El estado de Colima es pequeño en cuanto a territorio, pero grande en cuanto a las alternativas esparcimiento que nos ofrece, especialmente en su zona costera. Playa de Oro es una de las referencias indispensables en cuanto a disfrute playero en Colima.

Se trata de una playa vasta de tersa arena y pendiente suave con oleaje de intensidad moderada que da a mar abierto. Los visitantes pueden practicar el buceo y descansar. Visitarla también nos da la oportunidad de conocer los islotes cercanos, tomando paseos en lancha que ofrecen los lugareños a precios muy accesibles. 

Playas de Teacapan 

Ahora nos trasladamos al Estado de Sinaloa para comentar acerca de estas playas que son ricas en fauna y flora. En toda esta parte del territorio sinaloense se podrán admirar especies como tijeretas, garzas, pelícanos y cigüeñas. Aunado a lo anterior, en Escuinapa destaca un litoral de 45 kilómetros de enorme potencial turístico por sus vírgenes playas como las Lupitas, la Tambora y las Cabras.

Esta última se extiende durante kilómetros enteros y resulta muy agradable de visitar por su tranquilo oleaje y arena de textura media de tonalidad café oscuro. No se pierdan estos santuarios playeros del Pacífico Mexicano. 

Por lo que se refiere a opciones de alojamiento, los lugares mencionados son bastante rústicos. Para quienes deseen conocer lo mejor de la hostelería actual es más aconsejable que visiten destinos como Guadalajara o la Ciudad de México. Para alojarse en La Perla Tapatía le sugerimos hacerlo en el  Hotel Estancia Guadalajara y quienes quieran pasar sus vacaciones en la capital del país lo mejor es alojarse en el  Hotel Corinto.