Sitios propicios para el romance existen muchos en nuestro país y en el Estado de México hay varios de ellos. Ejemplo de lo anterior, nos lo brinda Valle de Bravo, y en especial el fraccionamiento de Avándaro, con sus grandes residencias de descanso y sus vastas áreas boscosas. En sus cascadas, ríos, calles empedradas y casas de tejas rojas, Valle de Bravo combina una frondosa naturaleza con el típico ambiente de las comunidades provinciales de nuestra nación. Pero a la vez, denota esa elegancia y señorío que han transformado a un sitio como Avándaro, en uno de los asentamientos de descanso más exclusivos del territorio mexiquense. Todo ello se integra y nos ofrece el escenario ideal para una escapada romántica inolvidable.

Mención aparte merecen los varios hoteles románticos que hay en la zona de Avándaro y Valle de Bravo. Por ejemplo, el prestigioso Hotel Rodavento, con su lujo y su elegancia, sus paisajes hermosos de bosques apacibles e instalaciones de primer nivel, es una opción extraordinaria para pasar unas vacaciones encantadoras en compañía de nuestro ser más querido. Además, para las parejas aventureras, en el Hotel Rodavento se organizan tours de tirolesa, kayak, rappel y bicicleta.

Otro lugar para el disfrute pleno de la intimidad y la convivencia con la pareja, en un entorno de belleza silvestre e instalaciones de excelencia, es el famoso Hotel Avándaro Golf and Spa Resort. Además, por la gran tradición que ha cultivado con el paso de las décadas, este hotel es perfecto para las parejas que deseen acercarse a la esencia de Avándaro y Valle de Bravo. Los novios o esposos que deciden pasar una estadía en el Hotel Avándaro Golf and Spa Resort, reciben una atención personalizada y amable, por parte de los responsables del lugar, además de la comodidad ilimitada de sus bellas instalaciones.

Imposible no incluir, dentro de los sitios más románticos de Avándaro y Valle de Bravo, al hotel Mesón de Leyendas. Las parejas que se alojan allí, gozan de diferentes detalles que engalanan su estancia. Como muestra de lo anterior, tenemos los jabones artesanales que se ofrecen en los baños de las habitaciones, las suaves sábanas de las camas, las cobijas de lana pura con las que se pueden arropar los huéspedes, los deliciosos desayunos que se sirven en el lugar, una pantalla plana y una notable colección de cintas para ver en pareja, y por supuesto, el cordial trato de los responsables de este hotel.