Vamos a comentar acerca de lo más característico de la gastronomía de Avándaro. Se trata de un fraccionamiento exclusivo y bello del municipio mexiquense de Valle de Bravo, muy agradable de visitar durante los Fines de Semana. Avándaro cuenta con excelentes hoteles y restaurantes en donde, además de un alojamiento muy agradable y con espectaculares vistas de los bosques de la región, se pueden disfrutar ricos platillos. Las tradiciones culinarias del Estado de México, por lo general, muestran una exótica combinación entre ingredientes prehispánicos y recetas derivadas de guisos europeos.  En el caso de los platillos tradicionales y los ingredientes infaltables en la comida de Avándaro, esta no es la excepción, como comprobaremos en las referencias siguientes.

Avándaro y Valle de Bravo, son lugares llenos de colores y tradiciones y estas características se hacen patentes en su gastronomía típica, la cual comparten. Elementos primordiales en los guisos que se preparan en estos paraísos mexiquenses son el chile, el maíz y los frijoles. Avándaro y Valle de Bravo, son lugares campestres que cuentan con excelentes especialidades, casi siempre basadas en la combinación del frijol y el maíz. La cabeza de cerdo, la carne de res al vapor, y el mole de guajolote son alimentos deliciosos que aparecen en muchos de los platillos tradicionales de Avándaro.

Hermoso fraccionamiento de Valle de Bravo, digno de gozar en un fin de semana inolvidable, Avándaro puede ser explorado a través de su deliciosa gastronomía, una de las más atractivas de todo el Estado de México. Otros de los platillos infaltables en las mesas de los habitantes de Avándaro, son la barbacoa, la trucha, el consomé y las infaltables carnitas.

Desde hace algún tiempo, se han consolidado como las bebidas más típicas de Avándaro y toda esta región de Valle de Bravo, el pulque natural, la sambumbia- la cual se elabora con cebada y piloncillo fermentado-, así como también, diversos licores preparados con frutas como guayaba, zarzamora y otras varias.

Tras haber degustado estos deliciosos platillos en Avándaro, se recomienda probar los ricos postres que allí se preparan, como las célebres pastas o el ate de frutas. En lo que se refiere a este último dulce, el más popular es el ate de guayaba. Mención aparte merecen las tradicionales nieves de Avándaro y Valle de Bravo, las cuales son muy ricas de disfrutar mientras se contemplan los ocasos en la Laguna de Valle de Bravo.