Muyil es un yacimiento arqueológico del estado de Quintana Roo, cuyo nombre tiene raíces etimológicas muy interesantes. Esta denominación hace referencia a una de las dos grandes lagunas que se ubican en la reserva protegida de Sian Ka’an. La otra tiene por nombre Chunyaxché. Por sus características arquitectónicas y el profuso entorno silvestre que lo protege, este antiguo asentamiento maya se perfila como una excelente opción de tour en el Caribe Mexicano. En lo que sigue les compartiremos algunos valiosos consejos para visitar Muyil. Se trata de una opción turística de gran interés para quienes tengan planeado pasar unas vacaciones en Cancún o Playa del Carmen.  

Conocer el universo maya se perfila como una aventura magnífica para experimentar en el sureste mexicano y es que, además de llevarnos a conocer sitios prehispánicos extraordinarios, como Muyil, nos introduce en un ámbito de leyenda e historia más que fascinante. 

Cómo llegar a Muyil

Para llegar al sitio prehispánico de Muyil en coche basta con partir desde Cancún y tomar la carretera 307 con rumbo a Tulum durante unos 130 kilómetros. Luego hay que proseguir por esa misma carretera con destino a Felipe Carrillo Puerto hasta finalmente arribar a Muyil, luego de unos 22 kilómetros.

Muyil es un asentamiento precolombino que comenzó a ser habitado en los tiempos del periodo clásico tardío, es decir, entre los años 300 a.C. y el 200 d.C. Los habitantes del lugar se dedicaron principalmente a la explotación de su entorno, el cual incluye mar, lagunas y selvas. De entre las estructuras con las que cuenta este fascinante yacimiento maya, destaca el edificio denominado como El Castillo y el Templo 8, un formidable basamento piramidal de tres niveles. 

Muyil en los tiempos del Mexico Antiguo tuvo un rol importante en la ruta comercial costera que seguían las poblaciones indígenas de la región, considerando que se localiza a spñp 12 kilómetros de las aguas del Mar Caribe. 

Qué visitar en el entorno de Muyil

Como parte de tu excursión a Muyil, te aconsejamos explorar los parajes más bellos de la reserva de la biosfera de Sian Ka’an. Es un lugar magnífico para practicar el avistamiento de aves. Allí tienen su hábitat más de trescientas especies, de entre las cuales sobresale el pavo ocelado, la urraca, el perico de frente blanca y el carpintero. 

Para visitar Muyil, la reserva silvestre de Sian Ka’an y otros varios lugares imperdibles de Quintana Roo, les aconsejamos hospedarse en el cómodo hotel Grand Oasis Cancún. 

Hotel Las Brisas Huatulco es un extenso hotel que abarca 20 hectáreas. En él encontrarás cuatro playas privadas, exuberante vegetación y cuatro áreas en las cuales se distribuyen sus habitaciones, así como un entorno idílico para gozar tus vacaciones románticas o en familia en la Bahía de Tangolunda, Huatulco.