Guerrero es una garantía de interesantes vivencias turísticas. Cuenta con varios centros de veraneo muy interesantes, adecuados para hallar en ellos la máxima relajación y abundante esparcimiento.  Destaca en este sentido Acapulco, uno de los puertos más relevantes en el Pacífico Mexicano.  En Acapulco tenemos el sitio vacacional por excelencia. Cuenta con playas excelentes, las cuales son perfectas para el esparcimiento y la relajación. Ya sea que se guste de practicar deportes náuticos o de tomar bronceados, en las playas acapulqueñas se hallarán estupendos sitios para ello. Conozcamos algunos consejos para vacacionar en Acapulco. 

La ciudad de Acapulco destaca por ser un importante centro turístico, incluso de gran tradición en el medio mexicano del veraneo. Desde mediados del siglo XX se consolidó Acapulco como uno de los santuarios para el veraneo a nivel continental. En las principales zonas costeras de Acapulco es posible hallar restaurantes palaperos donde se sirven ricos antojitos preparados con pescado y mariscos frescos. Por lo demás, los hoteles de Acapulco son recomendables y accesibles a prácticamente todos los alcances económicos. 

Vacacionar en Acapulco es especialmente aconsejable por sus estupendas playas. Algunas de las más representativas de este centro de veraneo son las siguientes: Caleta, Caletilla, Condesa, Icacos, Barra Vieja y Pie de la Cuesta. Una zona costera especialmente recomendable de visitar en este centro de veraneo es Puerto Marqués. Se proyecta ante la mirada de los visitantes como una extensa bahía que se encuentra rodeada de tropical vegetación, lo cual la hace lucir hermosos paisajes en combinación con el mar. 

No menos disfrutable resulta Punta Diamante, un moderno y vistoso desarrollo vacacional que cuenta con playas de enorme potencial recreativo y abundantes servicios para atender a los turistas. Por lo que se refiere a Revolcadero, se perfila como una playa de oleaje muy intenso que no se presta tanto para la natación como sí para descansar y tomar gratos baños de sol. 

Una recomendación adicional para conocer en Acapulco, se refiere a la Catedral de Nuestra Señora de la Soledad, un importante edificio sacro que se ubica en el zócalo de esta ciudad portuaria y que fue edificada en 1930. Sobresale esta catedral por su excelente domo y otros admirables detalles arquitectónicos. Por todo lo anterior, viajar a Acapulco siempre resulta sumamente grato.